+34 91 737 30 07

+34 621 40 85 35

hola@homegreeners.com

Colaboradores y marcas

Gestión de ayudas IBI, IRPF y subvenciones

Preguntas frecuentes sobre la instalación de Placas Solares

La instalación de placas permite reducir drásticamente el consumo energético y disminuir las facturas mensuales de luz. Además, nos brinda acceso a una fuente de energía sostenible que no emite dióxido de carbono (CO2) y, por lo tanto, no contribuye al deterioro de la capa de ozono.

Es recomendable centrarse en 7 factores importantes para escoger la mejor placa solar. La eficiencia, la potencia, la resistencia al calor, el peso, la garantía de rendimiento y credenciales ecológicas que ofrece la empresa que fabrica el panel.

La elección depende de varios factores, como la ubicación geográfica, las características constructivas y las necesidades energéticas específicas. No hay una solución única para todos los inmuebles, la cantidad de placas solares y su tipo se recomienda según un estudio previo de cada caso.

Gracias a su vida útil de 25 años, su bajo mantenimiento y los ahorros continuos en la factura eléctrica, los usuarios pueden disfrutar de un ahorro de hasta un 70% en costos de energía. Esto implica una recuperación de la inversión inicial promedio de 2-5 años. Las compensaciones por excedentes de energía o una baterías solar física o virtual añaden un valor adicional clave a esta inversión

Las placas fotovoltaicas pueden generar electricidad para una variedad de usos, mientras que las placas solares térmicas son específicamente para calefacción. Las placas solares térmicas transforman la radiación solar en calor y suelen tener una vida útil de unos 10 años. Por otro lado, las placas solares fotovoltaicas convierten la luz solar en electricidad y suelen durar aproximadamente 25 años.

Ambas soluciones son complementarias en algunos casos y la elección dependerá del estudio energético del inmueble, que contempla factores como el consumo energético específico y el espacio físico actual. La aerotermia, que extrae energía del aire para calefacción, refrigeración y agua caliente, proporciona un ahorro energético. En cambio, las placas solares fotovoltaicas se concentran en la generación de electricidad.