+34 91 737 30 07

+34 621 40 85 35

hola@homegreeners.com

Socios y colaboradores

Gestión de ayudas IBI, IRPF y subvenciones

Preguntas frecuentes sobre sistemas de aerotermia

La aerotermia funciona mediante una bomba de calor que extrae energía térmica del aire exterior, incluso a bajas temperaturas. Esta energía se utiliza luego para calentar el agua de tu hogar y para proporcionar calefacción y refrigeración a través de un sistema de suelo radiante o fancoils.

Los componentes principales de instalación son: unidad exteror (Bomba de calor) para extraer la energía del aire de ambiente, unidad interior que se encarga de utilizar la energía producida y distribuirla, sistemas de emisión (radiadores, fan colis, suelo radiante, etc.), dispositivo de inercia para evitar arranques constantes y déposito de acumulación.

La instalación comienza con un estudio técnico para seleccionar el equipo adecuado. Se instala la unidad exterior en un lugar con espacio adecuado para el aire y se conecta a la unidad interior, finalizando con pruebas de funcionamiento.

Coloca la unidad exterior cerca de tu casa para reducir costos de instalación, idealmente en el suelo o en una pared exterior.

Aunque a menudo se confunden, aerotermia y bomba de calor se refieren básicamente al mismo tipo de tecnología. La bomba de calor es un término más amplio que puede incluir diferentes tipos de energías renovables como la aerotermia (aire), la hidrotermia (agua) y la geotermia (tierra). La aerotermia, específicamente, utiliza la energía del aire exterior para proveer calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria. Este sistema, conocido como bomba de calor aire-agua, es ideal para sistemas de calefacción como radiadores o suelos radiantes.

Ambas soluciones son complementarias en algunos casos y la elección dependerá del estudio energético del inmueble, que contempla factores como el consumo energético específico y el espacio físico actual. La aerotermia, que extrae energía del aire para calefacción, refrigeración y agua caliente, proporciona un ahorro energético. En cambio, las placas solares fotovoltaicas se concentran en la generación de electricidad.